También en

  Ha tenido cierta gracia leer a Sostres, ese adalid indiscutible de la intelectualidad rancia, o de derechas, que tanto monta, monta tanto -ya quisiera, el pobre-, hablando sobre colgados, vagos, maleantes, violencia y mugre, claro, todo solventado con tanques. Lo hace porque confía en nuestra falta de memoria, en que ya no recordemos cómo llamaba borracho a un enfermo de alzheimer, o que insultó al difunto Labordeta -no hubo huevos de hacerlo cuando estaba vivo-, o que dijo que el terremoto de Haití sirvió para hacer limpieza -jamás aclaró si étnica, o de que tipo-, o que nos soltó a todos mientras babeaba que las mujeres a los 17, 18 y 19 años aún no apestan a ácido úrico (¿...?), porque tienen la piel tersa y huelen a santidad, eso sí, siempre que no sean de Rabat.

  Sostres no es más que la exposición pública de un cáncer, el cáncer de esa España que ahora mismo piensa que el mayor problema que tiene es formar gobierno, como sino llevara desgobernada más de un lustro, y quien crea que la panda de cenutrios corruptos que han salido en la foto ministérica de turno nos ha gobernado es que es más tonto que Abundio.

  El mismo cáncer del que hacía gala el Ministro del Interior en funciones, Fernández Díaz, cuando le decía malcarado a la entrevistadora de Vanity Fair que él no había condecorado a Villarejo mientras su director de comunicación le hacía señas para que rectificara y él, al darse cuenta de la metedura de pata, se arrancaba con "Yo no tengo interés en hablar de él, así de claro. Oye perdonadme, es que si no, se termina esto, ¿Eh?".

  El mismo cáncer de un Albert Rivera clamando por Leopoldo López porque, según él, en Venezuela no hay Estado de Derecho mientras José Manuel Villegas -ojo, es abogaaaaado-, suelta que, ante una sentencia de inhabilitación nula de pleno derecho porque vulnera el artículo 42 del Código Penal y el doctrinal del Tribunal Constitucional, lo que hay que hacer es recurrir las listas en las que salga el nombre de esa persona inhabilitada por dicha sentencia nula de pleno derecho... buena gente para ministros, que diría Paco, el del Ferrol.

  El mismo cáncer de un Felipe González diciendo que la confirmación de la sentencia a Leopoldo López por parte de la Corte de Apelaciones del Tribunal Supremo de Justicia venezolano demuestra que no existe separación de poderes en Venezuela, mientras no dice ni pío a que el Tribunal Constitucional dé por bueno que una Comunidad Autónoma se ponga a retocar derechos laborales encuadrados en principios constitucionales para poder recortar, eso sí, en Castilla-La Mancha, si hubiera sido en Euskadi, o en Catalunya, otro gallo habría cantado... Felipe González "La traviata" y, después, "Pagliacci" los magistrados del Constitucional.

  El mismo cáncer de un soplagaitas profesional diciendo que ha conseguido que el dirigente de un partido político imputado e inmerso en una trama mafiosa sin parangón en la historia de nuestro país se comprometa a firmar seis condiciones, cinco de ellas ya estaban en el programa del supuesto firmante, y que eso es un gran avance que legitima votar a los corruptos, eso sí, en segunda votación... ah, y que no hacerlo es irresponsable (tararí).

  El mismo cáncer de una sociedad que rompe las pantallas de televisión para ver a las Campos tomándose la naranjada por la mañana, eso sí, bien servida por la chacha, mientras hay niños pasando hambre en esa comunidad autónoma, pongamos que hablo de Madrid, donde los perros y gatos de la perrera ni pasan hambre, ni se les puede sacrificar... claro, ni son niños, ni beben naranjada.

  El mismo cáncer que permite a gentuza como Jiménez Losantos, Sostres, Arcadi Espada, Isabel Sansebastian, Hermann Tertsch, Mariló Montero, Isabel Durán, Fernando Rojo, Nuria Val, Eduardo Inda, o Francisco Marhuenda ser tertulianos en la Televisión Pública nacional... qué grande eres Sergio Martín y qué bien harías tu trabajo en la televisión municipal de Calasparra.

  El mismo cáncer de unos panfletos que vocean una y otra vez que, o investidura el 31 de agosto, o elecciones el 25 de diciembre, como si los españoles no hubiesen votado a gente de bien que pudiera formar un gobierno en lugar de ese partido imputado y como si ir a otras elecciones fuera una debacle, pero permitir que un partido político lleno de ladrones continúe gobernando es el bien común máximo... para ellos sí, así les seguirán sirviendo subvenciones y pagando propaganda institucional, a la ciudadanía que le den.

  El mismo cáncer de una España que vota una y otra vez a un partido que llama chiquilladas a que sus juventudes aparezcan una y otra vez calzando la bandera de la gallina, el jugo y las flechitas; a un partido que cuenta sus imputados por legión y sus condenados por batallones; a un partido que ha vendido viviendas sociales a fondos buitre para que el hijo de la alcaldesa cobrara la comisión; a un partido que ha robado tanto dinero que daría para rellenar de nuevo la hucha de las pensiones que, por cierto, se ha encargado de vaciar; a un partido que presenta como candidato a Lehendakari a un tipo condenado por no saber usar una calculadora; a un partido que ha convertido las televisiones públicas en su instrumento particular de propaganda y, cuando se ha dado cuenta de que nadie las veía, cerrarlas; a un partido cuyo mayor logro en estos 5 años ha sido convertirse en el primer partido político de la democracia en ser imputado... ah, y en meter a una alcaldesa en el Senado para que no vaya a juicio por bolsos Louis Vuitton y billetes de 500 €uros -se fuerte, Rita, se fuerte-.

  Ese cáncer tiene nombre, pero he llegado a un punto en el que no sé si tiene cura, el tumor es de tal magnitud, ha logrado la metástasis tán rápido que, cada vez con más frecuencia, dudo sea posible erradicarlo, o por lo menos hacerlo de forma que el paciente logre cierta calidad de vida una vez hecho.

  ¿Qué creen ustedes, doctores? Al fin y al cabo, el voto les pertenece (jajjajaja)... igual es mejor matar la cabra, tirarla al río y encargarnos nosotros, ¿Verdad?

  A ver, practiquen conmigo mientras desfilan... beeeee... beeeee... beeeeeeeeee

Lean, lean:
Gato Negro, Gato Blanco
Un Desprecio Olímpico

También puede leer este artículo en Medium

  Se supone que han intentado explicármelo, bueno, lo que ellos llaman explicar y dar razones, que viene a ser algo así como "Claro, si es que es de cajón", "Pues porque sí, imagina que no", "Es que sino", y tengo que reconocerlo, incluso después de que me soltaran esas perlas de sabiduría de derechas, o de Ciudadanos, que ya no sé si es lo mismo, o no lo es, o lo es más tarde, o el centro está torcido hacia la derecha -no tengáis vergüenza, le pasa a muchos que dicen tenerla centradita-, sigo sin entenderlo. Por muchas vueltas que le doy, y juro que le he dado muchas, pero que muchas vueltas, no logro entender por qué se supone que es más responsable hacer de nuevo presidente a un tipo que representa a un partido imputado y demostradamente corrupto, que ir a unas terceras elecciones.

  Que igual hablan de responsabilidad como si lo de elegir la semana pasada como presidenta de la mesa del Congreso, con el voto de los nacionalistas -sí, sí, con el voto de los nacionalistas, por activa, o por pasiva, que tanto monta, monta tanto, pero con el voto de los nacionalistas-, a Ana Pastor fuera "responsable".

  ¿Elegir como presidenta del Congreso a una persona que, como Ministra de Fomento, no sólo no ha depurado responsabilidades en relación al accidente del Alvia, sino que, además, fue responsable de la autorización a los trenes Alvia para desconectarse del sistema de control automático europeo, ERMTS, en el tramo del accidente porque "generaba retrasos", y también es responsable de la investigación hecha por Fomento del accidente, esa investigación que la Agencia Ferroviaria Europea ha tildado de chiste... es responsable? A ver, que no es que me extrañe, esto es España, Federico Trillo y viva Honduras también fue Presidente del Congreso, lo que me deja perplejo es que alguien llame a eso "responsabilidad" y no le caiga encima la versión enciclopédica del diccionario, tomo lujo, comentada por Fernando Arrabal con tres copas de vino de más en el coleto.

  Voy a dejar a un lado que Ana Pastor tampoco haya querido saber nada de los familiares de las víctimas del accidente, porque eso no influye en si es responsable, o no, nombrarla, sólo da el perfil humano, por llamarlo de alguna forma, de la muchacha; tampoco haré sangre con los llamados "contratos fantasma" del Ministerio de Fomento mientras ella ha estado al frente, al fin y al cabo, es del Partido Popular -raro sería-, o que no haya querido comparecer ante ese mismo Congreso que ahora va a presidir en no sé ni cuantas ocasiones; sólo pregunto si nombrarla como Presidenta del Congreso da la medida del nivel de "responsabilidad" que supondría hacer Presidente del Gobierno a Rajoy.

  Y ojo, si bien nadie me explica, de forma razonable, por qué demonios iba a ser "responsable" hacer Presidente a Rajoy, tampoco hay quien me conteste a la otra pregunta con la que hace binomio: ¿Por qué sería irresponsable irse a unas terceras elecciones? Ôo)-~

  No quiero pecar de tiquismiquis, pero si me dan a elegir entre un tipejo sospechoso de connivencia con la corrupción, máximo representante de un partido imputado y que, como opción para presidir el Congreso, pone a esa "persona humana" que es Ana Pastor -gracias, Enrique Ponce, "el conceto es el conceto"-; un tipejo que ha vaciado la hucha de las pensiones y promete a la EU recortar diez mil millones más que saldrán del sueldo de los funcionarios, las pensiones y las prestaciones sociales -compren vaselina antes de que le suban el IVA-, un tipo que tiene el dudoso honor de haber puesto de acuerdo a la UN y a la comisión europea para condenar una ley llamada mordaza por razones obvias... y unas terceras elecciones... a ver, que igual resulta que me estoy perdiendo algo y nadie me lo dice, ni periodistas del régimen -Marhuenda, Inda, Losantos, Isabel Sansebastian, Hermann Tertsch, os echo de menos... no, es choteo-, ni economistas televisivos a sueldo del IBEX -Lacalle, Ramón Rallo, lalalala-, ni catetos papanatas varios -hay ocho millones-.

  Decía el otro día ese muchacho que tan buena prensa consiguió con una colecta de medicinas para Venezuela -aunque no parece que vayan a llegar allí en breve, o en no breve-, Albert Rivera, que España no puede permitirse unas terceras elecciones. Repito, igual es que me estoy perdiendo algo, pero, dicho lo dicho, lo que España no puede permitirse bajo ningún concepto es otro gobierno, no ya de Rajoy, sino que salga de las entrañas del Partido Popular.



P.D.
  A ver si resulta que al final el PSOE me sorprende y es capaz de hacer algo decente con sus socios naturales, el resto de la izquierda. No soy optimista, pero oye, nunca se sabe.

P.D.D.
  Don Fernando Arrabal, usted sabe que lo quiero mucho.

También lo puedes leer en Medium

  Anoche mi sobrina asistió por primera vez a los efectos de un acto criminal en vivo y en directo, por lo menos el primero del que ha sido plenamente consciente.

  Yo no hacía más que pasar de uno a otro canal buscando más información, hasta que lo dejé en el especial de la Sexta, mientras ella, tumbada a mi lado en el sillón del salón, lo observaba todo mucho más despierta de lo deseable a aquella hora.

  —Me da rabia— dice al aire, en un infantil arrebato de "o lo digo, o reviento" —, porque ni los niños, ni esas personas tienen la culpa de que el conductor lo haya pasado mal— en su cabeza no concibe que alguien haga algo sin razón alguna, ni siquiera algo malo, tiene que haber una razón porque así da sentido a lo ocurrido.

  Por un momento me despisto mirando el Feedly en el móvil y ella dice —Claro, no la quiere dejar solita— levanto la cabeza y en televisión un hombre cabizbajo sentado en el suelo vela una manta rosa y se me encoge el corazón.

  No tengo que hacer mucha memoria para saber cuál fue el primer atentado terrorista que recuerdo. Tenía nueve años, uno menos que mi bichejo lindo -qué quieren, es mi bichejo lindo-. Corría el año 1978 y Fatah era responsable de la muerte de 38 personas -13 niños-, y más de 70 heridos, todo para intentar echar por tierra las negociaciones de paz entre Menachen Begin y Anwar Sadat. Desde luego no lo viví como ella, prácticamente en directo, y tampoco vi imágenes como las de anoche, mi información vino de uno de aquellos floridos reportajes periodísticos de la época -lo siento, no recuerdo el periódico-, y la imagen que tengo presente es la de un autobús tiroteado y calcinado. Recuerdo a la perfección que los terroristas incluso le dieron un nombre a aquella burrada, "Operación Kamal Adwan", en "honor" a otro terrorista asesinado por Israel en Beirut en 1973.

  Así aprendí qué es el terrorismo, con nueve años y leyendo. Lo del bichejo y su generación es muy diferente a lo mío, se enfrentan a actos irracionales en los que se mata a gente de forma indiscriminada sin el filtro del texto florido, sin el tamiz de la foto en blanco y negro, sin la distancia de la reflexión escrita, sólo la imagen desnuda, dura y fría, sólo la inmediatez del hecho, y eso es un problema.

  Anoche intenté explicarle al bichejo qué era el terrorismo, ese sinsentido de matar gente porque alguien cree que así defiende sus ideas, o su religión, sin darse cuenta de que aquel que mata a otros porque dice que sus ideas, o su religión así lo requiere sólo son el mismo tipo de gentuza que hacía el paso de la oca en aquella Alemania de pesadilla que Hitler quería convertir en el Reich de los mil años.

  Hoy he tenido que rectificar y explicarle que lo de anoche no fue terrorismo, no como todos deberíamos entenderlo. Lo de anoche fue un pobre diablo a la altura de aquel Andreas Lubitz que estrelló su avión porque estaba enfermo, lo de anoche lo hizo alguien solitario y silencioso que había perdido a su mujer y a sus tres hijos, acusado de violencia de género y amenazas que sufría evidentes síntomas de depresión y que había alquilado el camión con el que mató a 86 personas. Estaba enfermo y eso, al igual que con Andreas Lubitz, hará que a mucha gente le cueste entender lo ocurrido. Espero que mi bichejo lindo si haya entendido la diferencia entre terrorismo y enfermedad.

  No quiero terminar sin hacer mención de todos los atentados terroristas, estos sí, terroristas, que hemos vivido en lo que va de este mes de julio en Kenya, Iraq, Siria, Somalia, Afganistán, Nigeria, Libia, Bangladesh, Mali, Paquistán, Yemen y Arabia Saudí y que, por desgracia, tan poca repercusión mediática han tenido.

  P.D.
Mon cœur est avec les victimes et les proches des victimes.

قلبي مع الضحايا وأقارب الضحايا



  ¿Quién fue Mohamed Lahouaiej Bouhlel?

  Hemos llegado a un punto en el que, de una manera u otra, los ciudadanos tendremos que decir a tanto togado imbécil que su interpretación del derecho a la libertad de expresión nos la trae colgando. No es nuevo, en Estados Unidos dos sentencias del Tribunal Supremo dejaron sentado qué es y qué significa la libertad de expresión, de forma que quemar una bandera en un contexto de protesta contra el gobierno, o publicar un chiste de un pastor evangelista mientras su madre le hace una felación ES libertad de expresión, es más, tal es el alcance de esas sentencias que absolutamente nada que sea publicado en papel, o en internet es susceptible de ser enjuiciado, a no ser que pueda encuadrarse en un delito de amenazas. Pero para ello hubo que llevarse muchos palos, quemar muchas banderas en muchas manifestaciones y publicar muchas caricaturas de madres haciéndole felaciones a sus hijos pastores evangelistas -esto último lo supongo, igual era de hijos pastores evangelistas haciéndole un cunilingus a sus señoras madres, que el orden de los factores... tú me entiendes-.

  Aunque no olvidemos que esto es España, ese peñasco solitario y humeante donde Marhuenda, Inda, Moa, San Sebastian y Losantos perdieron la chancla practicando sexo en grupo, y donde, no hace nada, toda esta panda de oligofrénicos togados ponían el grito en el cielo frente a cada micrófono que pudieran, aparte de en Twitter y Facebook, porque Al Qaeda, el Estado Islámico y demás morralla querían negar el derecho de un dibujante a representar a Mahoma en sus caricaturas.

  Sin ir más lejos el otro día se indignaban desde sus togas con el hashtag #JeSuisCharlie por el atentando contra la revista Charlie Hebdo... aunque eso no impidió que algún desgraciado llevara a los tribunales al maestro Javier Krahe por un vídeo de 1977 titulado "Cómo cocinar un Cristo"...

  ... porque según esta panda de gilipollas togados lo primero es libertad de expresión y lo segundo un delito contra los "sentimientos religiosos", ley heredera del franquismo que, como el delito de blasfemia, sobrevive en este país de leguleyos togados; y se puede decir lo mismo con respecto a la sentencia que condenó a Rita Maestre por manifestarse contra la existencia de una capilla en una universidad pública pagada con dinero de la universidad... el catetario papanático patrio se escogorciaba escupiendo en las pantallas de los ordenadores que por qué no había ido a una mezquita a protestar, a ver, que igual si la Complutense abre una mezquita en sus instalaciones y la paga con el dinero de todos Doña Rita Maestre lo hace -por favor, no duden en dirigir su petición a la secretaría de la Universidad, eh-.

  No contentos con tanta estupidez ahora el Tribunal Supremo ha dictado una sentencia contra una twittera en la que, entre otras tonterías, pretende dar dignidad y honor a una persona muerta, sin darse cuenta que sienta un precedente penoso del que podría desprenderse que algún iluminado denuncie a alguien por decir que Franco era un desgraciado mamón con un testículo de menos, o que Carrero Blanco batió el récord de salto de altura en coche con goma dos, aunque el primero era un dictador de mierda responsable de trescientos mil asesinatos tras dar un golpe de Estado que costó más vidas aún, y el segundo era un asqueroso fascista que, como todos, se escudaba en el "patriotismo" para subyugar España en nombre del "movimiento"... y quisiera aprovechar la coyuntura para decir, alto y claro, que si ETA no lo hubiera convertido en recordman hoy NO tendríamos ni este sucedáneo de Democracia, les guste, Tribunal Supremo, Audiencia Nacional, Policía Nacional, Guardia Civil y Jiménez Losantos, o no les guste, y si eso es enaldecimiento del terrorismo que venga Txomin y me baile el ohorezko aurreskua.

  Ahora mismo se sienta en la Audiencia Nacional Don César Strawberry por decir en Twitter exactamente lo mismo que acabo de escribir yo en los párrafos anteriores. La cuestión es si lo que yo he hecho es delito... hmmm va a ser que no, vamos, estoy seguro que no, porque ya lo he dicho en otras ocasiones, varias, incluso de forma más explícita y gráfica, y con la constitución en la mano -me importa un carajo la ley de turno del gilipollas de turno expuesta por el fiscal mamerto de turno y leída por el togado de turno-, repito, con la Constitución en la mano, Título I, Capítulo II, Sección 1ª, Artículo 20, punto 1 y siguientes, con la Declaración Universal de Derechos Humanos en la mano, Artículo 19, por cierto, Declaración firmada y aceptada por el Estado Español, y con la Carta de Derechos Fundamentales de la Unión Europea en la mano, Artículo 11, ESTOY SEGURO, ni yo, ni Don César Strawberry hemos cometido ningún delito...

  ... y quien diga lo contrario no merece llevar toga en un juzgado, como mucho debería estar sacando fotocopias.

He dicho.

P.D.
  Por favor, si te has sentido ofendido en algún momento por aquello que he escrito, por mis opiniones, o mi estilo literario... jódete.



También lo puedes leer en Medium

  El Comité Federal del PSOE del sábado pasado fue la previsible crónica de un hundimiento anunciado. Como siempre, y para no variar desde aquella histórica bajada de pantalones de Zapatero que abrió la puerta a la mayor defenestración del Estado de Bienestar en España desde 1936, Pedro Sánchez asume que dejará gobernar a Rajoy tal y como se viene pidiendo desde los periódicos del régimen, dignos representantes agradecidos de sus anunciantes, sobre todo los del Ibex35, o de aquellos que no quieren soltar la teta, pongamos que hablo de Felipe González, y, por supuesto, aquellos que, dentro del partido, se arrogan el derecho a imponer sus deseos a la mayoría de la militancia porque representan familias, empezando por Susana Díaz, pasando por Fernández Vara, o Javier Lambán y terminando por García Page.

  Pedro Sánchez, imagino que como penoso intento de salvar los muebles, se reafirma en que votará no a la investidura de Rajoy... en primera instancia, pero eludió de todas las maneras posibles aclarar qué pasará si Rajoy no logra los apoyos suficientes para formar gobierno y necesita la abstención del PSOE. Aunque, seamos serios, tampoco hace falta que aclare mucho, la propia Matilde Fernández soltó "A lo mejor no tenemos más remedio que abstenernos, por la responsabilidad y la gobernabilidad", la pena es que nadie le preguntara si eso incluye la responsabilidad para con los militantes y votantes del PSOE, igual alguien habría sacado una buena foto mientras le subían los colores y se le salían los ojos de las órbitas intentando contestar la pregunta.

  La inmensa mayoría de dirigentes del PSOE no están por traicionar sus principios, a los militantes y a los votantes, pero dentro de la Federal no tienen tanto peso como otras agrupaciones territoriales. Quienes sí dejaron muy claro qué esperan de Pedro Sánchez fueron Miguel Iceta, representante del PSC, la otra Federación socialista dentro del PSOE, y Francina Armengol, la presidenta de Baleares; esperan un no rotundo a Rajoy, tanto en primera como en segunda instancia, y advirtieron sobre lo que supondría para el PSOE facilitar un gobierno del PP, no sólo en votos, también en dimisiones ante una abstención. Sánchez Castejón se limitó a decir que las relaciones entre el PSOE y el PSC son muy buenas... y dos huevos duros. Tal vez está llegando ese momento tan temido en Ferraz en que el PSC debería plantearse seriamente si este PSOE de hoy y el que, previsiblemente, está por llegar es necesario para ser socialista en Catalunya.

  Nadie asumió la culpa de los peores resultados electorales de la historia del PSOE. A nadie siquiera se le ocurrió insinuar que pactar tras el 20D con Ciudadanos fue la causa de la pérdida de votos para ambas formaciones. Nadie reconoció que haberse equivocado acostándose con la derecha, en vez de buscar a la izquierda, que era lo lógico, ha pasado una factura que difícilmente el electorado natural del PSOE va a perdonar hoy, o en el futuro, es más, Susana Díaz ya ha comenzado a sentirlo en su propio feudo... hay quien dirá que lo ocurrido en Granada es justicia poética y metáfora de una pérdida que el PSOE no parece querer asumir como propia.

  Bajo mi punto de vista creo que Pedro Sánchez Castejón ha aceptado que su papel inmediato dentro del PSOE es arrogarse la culpabilidad de un suicidio anunciado esperando que, como a Rubalcaba, eso le permita intentar el asalto, de nuevo, again, wieder, zàicì, thany, todo ello con el beneplácito de Susana Díaz -la Esperanza Aguirre del PSOE-, & Co. El problema es que el PSOE cae en barrena desde hace ya cinco años y a su dirección, con contadas excepciones, se han aupado aquellas barrigas agradecidas que se arracimaban alrededor del poder cuando Zapatero se hizo el seppuku, empezando por la propia Susana Díaz, aquella muchacha que tan bien defendía el botellón, pasando por Carmen Montón, superviviente de Pajín y Valenciano, y terminando con Óscar López que, recordémoslo, se encargó de eliminar cualquier organización socialista fuera de la oficialidad del partido para que nadie tosiera demasiado desde dentro -hay más, cualquiera podría hacer una tesis psicológica con lo que hay ahí dentro y forrarse, pero con estos tres ya pueden hacerse una idea-.

  Zapatero dijo que era todo por una cuestión de responsabilidad, Sánchez Castejón dirá lo mismo, exactamente lo mismo que dirá Albert Rivera y que viene diciendo Rajoy desde hace meses, la responsabilidad es lo importante... pero la responsabilidad ante quién, esa es la cuestión, porque es evidente que no se trata de la responsabilidad ante la militancia del PSOE, ni ante sus votantes, ni ante la izquierda en general, entonces, ¿Ante quién hay que exhibir esa "responsabilidad"? Y peor aún, ¿Alguien sabe por qué se supone que es responsable volver a hacer presidente a Rajoy respaldado por un partido político demostradamente corrupto e imputado? Porque no hay que ser Einstein para darse cuenta que es más bien lo contrario.

  Bueno, no nos engañemos, claro que alguien lo sabe, pero mora en lejanos consejos de administración de multinacionales y grandes empresas a las que los votantes y militantes del PSOE les importan un bledo... vamos, como le importa a Felipe González fumándose un puro en la borda de su yate.

Buenas noches, y buena suerte.

P.D.
  Hoy, el diario El País, publica una "encuesta" hecha por la empresa Metroscopia en la que, textual, dice que 7 de cada 10 militantes del PSOE quieren la abstención en el Parlamento... Ôo)-~

  Dejando a un lado la pregunta lógica de si Metroscopia fue a buscar a esos militantes a la puerta de Génova, 13 -no tiene otra explicación, bueno, hay una donde interviene una ingesta agresiva de orujo de oferta del Lidl para desayunar-, ¿Se han fijado en las preguntas de "muerte, o muerte"? Lo que sí sabemos es por qué esta encuesta y la evidente cocina a muerte de los tantos por ciento… para que Matilde Fernández pudiera responder a la pregunta sin que se le saltaran las costuras… y para que Sánchez Castejón pueda, por lo menos, salvar una estantería que llevarse a casa, porque es evidente que se va a casa.

  Es mejor tomarse estas cosas con humor, verá, ¿Conoce a alguien que vote al PSOE? Pues pregúntele si prefiere que los socialistas faciliten un gobierno de Rajoy, o que alguien le arranque los ojos con una espátula de albañilería, a ver qué le responde y luego, no se corte, dígale algo a Metroscopia en redes sociales, no va a servir de nada y el Ibex35 no se lo agradecerá, pero oiga, ¿Y lo ancho que se queda uno?

(También puedes leerlo en Medium)

  Tiene cierta sorna, por no llamarlo de otra manera, que haya quien se escandalice por lo que expone el llamado Informe Chilcot sobre la responsabilidad de Toni Blair en la Guerra de Iraq... a ver, aclarémoslo, en España no se escandalizan por que Toni Blair sea responsable de algo, estaría bueno que en nuestro país alguien se escandalizara por lo hecho por esos mundos de diox cuando, la mayoría de las veces, el cateto papanatas patrio no se escandaliza ni por lo que ocurre aquí -véase resultados electorales 26J-, hay quien se ha escandalizado porque un guiri viene a decir que Aznar también ES responsable. Y he aquí la sorna, porque hay que ser muy garrulo para que lo del informe cogiera a alguien por sorpresa... estoy por decir que Bush hijo y Durao ni se han leído el informe, porque pa'qué.

  Es más, si alguien se ha leído las memorias de Aznar -digo yo que alguien lo habrá hecho-, se habrá dado cuenta de que este buen cristiano justifica la intervención de España en la guerra de la siguiente manera: "La decisión de intervenir en Irak se enmarca en el contexto internacional y estratégico provocado por el 11-S" -no es cierto, la inmensa mayoría de los países europeos, empezando por Francia y Alemania, querían desmarcarse de Iraq, pero que Reino Unido y España se implicaran como lo hicieron dejo poco margen al resto-, y remarca que lo importante para él era "preservar y hacer respetar los intereses de España", a ver, todavía no ha explicado de qué forma se preservaban y respetaban los intereses de España haciendo a los imbéciles que le votaron coresponsables de entre 400.000 y 1.033.000 muertes violentas en Iraq, es más, bien mirado quien único sacó algo en limpio de todas esas muertes en España... fue el propio Aznar. Y si después de leer lo anterior alguien tiene dudas de que Aznar es un criminal de guerra que, por cierto, cobró y cobra bien el serlo, es que trabaja para FAES.

  Hay conceptos, MUCHOS, que el españolito de a pie no pilla bien. Uno de esos conceptos es el de "responsabilidad".

  Verán, queridos compatriotas que agitan sus brazos cual macacos desde las ramas de los árboles, el concepto de responsabilidad abarca tanto la llamada responsabilidad directa y principal, pongamos que hablo de Aznar, ese que planeó, urdió y planificó el asesinato de más de un millón de personas junto a los otros tres, y luego está la responsabilidad indirecta, también llamada subsidiaria, que es la que emana de la primera. Es decir, Aznar planea, urde y planifica asesinar a un millón de personas por un puesto momentaneo en una universidad yanqui y un puesto posterior en una empresa de coco y huevo con un sueldo del copón por no hacer nada, en conjunción con los otros tres criminales -responsabilidad directa-, con el beneplácito y la aquiescencia de 10.321.178 de buenos ciudadanos que con su voto permitieron que este pudiera hacer lo que hizo... y espero, sinceramente, que eso os atormente durante el resto de vuestra vida.

  Aquí quisiera dirigirle unas palabras al que hoy día es nuestro presidente en funciones que, por cierto, fue ministro con Aznar, y que ha definido la responsabilidad en la muerte violenta de más de un millón de personas en la guerra de Iraq como "agua pasada", cosa que, por cierto, tampoco debería extrañar a nadie, él y los de su cuerda también llaman agua pasada al asesinato de más de trescientas mil personas después de que el golpe de Estado de 1936 se hizo efectivo, la mayoría todavía están enterradas en cunetas de nuestro país.

  Señor Mariano Rajoy, quiero creer que ya el señor Ministro de Justicia en funciones le habrá informado de que los crímenes de guerra -planear y urdir la muerte violenta de más de un millón de personas lo es-, NO prescribe, ergo, NO es agua pasada, como NO lo es el asesinato de españoles al ser efectivo el golpe de Estado de 1936 y NO lo es la tortura de españoles durante la dictadura franquista producto de aquel golpe de Estado.

  Una vez dicho todo lo anterior quisiera repetir algo que ya dije en 2004, estos...   ... son criminales de guerra, y TODOS lo sabíamos entonces, y TODOS lo sabemos ahora. Sé que jamás los veremos ante un tribunal, pero también sé qué dirá de ellos la historia y eso, querido Pepe Mari, sí sé que te escuece... asesino.