La realidad SIEMPRE supera la ficción

SBMontero

Gritar está sobrevalorado La sangre no sólo gotea hacia abajo No olvides mirar hacia arriba Si no hay luz no bajes al sótano Si hay luz abajo no subas a la buardilla oscura El silenciador no esconde el disparo Nada es lo que parece Todo es exactamente lo que es La risa de los niños lo cura todo

20140430

El sagrado derecho a insultar a un político



  Decía el otro día Elena Valenciano en Catalunya que las agresiones físicas y verbales a políticos tenían que acabar. Personalmente estoy completamente de acuerdo en que agredir físicamente a otra persona, con independencia de que sea político, o no, es deleznable, es más, siempre he creído que la agresión física es la respuesta de los intelectualmente limitados, sin embargo, Doña Elena tiene a bien obviar la existencia de un derecho fundamental en toda Democracia que se precie de serlo, que no está escrito y cualquier ciudadano sobreentiende como propio e inalienable, aunque no venga recogido en ningún sesudo compendio sobre Derecho Constitucional; el sagrado derecho de la ciudadanía a llamar mamarracho/a, amén de otras florituras, al político/a de turno. Aunque entiendo a Doña Elena, todos recordamos cómo cerró su antigua cuenta de Twitter con la excusa de amenazas a sus hijos, cuando la realidad es que le estaban dando más palos que a una estera... y con razón, todo sea dicho de paso, porque cada vez que abría la boca, soltaba cacho y se lo retuiteaban, subía el pan.

  Dejando a un lado el inexistente gracejo verborreico de Doña Elena, habrá quien diga, crea y piense que ese sacrosanto derecho está comprendido dentro del Derecho a la Libertad de Expresión, pero no es así. Como todos sabemos, y si no lo sabemos deberíamos saberlo, el Derecho a la Libertad de Expresión tiene como único límite el Derecho a la Dignidad de las personas, y digo bien, personas, no religiones, instituciones, empresas, organizaciones, partidos políticos, cargos públicos, privados o institucionales y demás morralla, no, personas — esto lo aclaro porque cualquier ley que otorgue capacidad de dignidad a cualquier cosa anteriormente nombrada vulnera el Derecho a la Libertad de Expresión y, por lo tanto, la Declaración Universal de Derechos Humanos, la Carta Europea de Derechos y, sobre todo, insulta la inteligencia del más pintado... ah, y me importa un carajo que dichas leyes existan, que una ley exista no significa que otorgue Derecho a la Dignidad a cosas, instituciones, organizaciones o cargos, por mucho que algún que otro leguleyo así lo crea, y ser juez no exonera de ser imbécil, todo sea dicho de paso-. Una vez aclarado esto, es evidente que llamar gilipollas a un ser humano atenta, casi siempre, contra su dignidad. Entonces, ¿Dónde cabe ese sagrado Derecho del que hablo?

  Es sencillo, cabe en la existencia del cargo que ocupa el calificado. Por ejemplo, decir que Rajoy es imbécil en realidad no se refiere a que Rajoy sea imbécil, se refiere a que Rajoy, como Presidente del Gobierno, es imbécil. Puede parecer confuso, pero no lo es. Verán, si Rajoy no fuera Presidente del Gobierno sería Registrador de la Propiedad y, casi con toda seguridad, el común de la ciudadanía no diría “Rajoy, Registrador de la Propiedad, es imbécil”, no, dicen "Rajoy es imbécil" porque es el Presidente del Gobierno, y si un ciudadano no puede decir que el Presidente del Gobierno es imbécil, o que la señora Delegada del Gobierno en Madrid se las traga dobladas, o que la señora Vicepresidenta del Gobierno no ha cobrado jamás un sobre porque es evidente que siempre ha cobrado en carne, pues estamos hablando de que el ciudadano no vive en una Democracia, vive en otra cosa que será muy cómoda para los señores políticos, pero que, desde luego, NO es Democracia.

  No sé si se lo habré aclarado en toda su amplitud, Doña Elena.

  Antes de terminar, también quisiera decir algo a esos profesionales que evitan que nos arranquen un ojo en una refriega y nos apaleen en las plazas y parques de nuestro amado país, esos profesionales defensores de la Democracia a los que debemos tantísimo en las noches oscuras iluminadas por las luces de sus sirenas que lucen orgullosos sus números de placa ante las cámaras… vamos a ver, hacer un chiste sobre el salto de altura y Carrero Blanco, o sobre cera fría y las piernas de Irene Villa puede ser, bueno, puede ser, no, ES de muy mal gusto, pero de ahí a que sea tildado de "apología del terrorismo"... ¿¿¿Estamos aburriditos??? Porque si lo que pasa es que se aburren, pues oye, señores del Grupo de Delitos Telemáticos de la Guardia Civil, ¿Qué tal cerrar alguna webs de pornografía infantil? Si no saben dónde encontrarlas sólo tienen que ir al Google y desactivar el SafeSearch, eh… yo por ayudar, quede claro, o detener a alguien por delitos de amenazas, pero de las de verdad, como a este...

... o a este no, que es un "patriota", pregunto.

P.D.
¡Mamarrachos!

Ôo)-♫

Border profesional | Poldavo militante | Juntaletras forever | Cuando soy bueno, soy buenísimo, cuando soy malo... cuando soy malo SOY SENSACIONAL ¬¬)-♫

0 comentarios:

Publicar un comentario

Di lo que quieras y yo borraré lo que me de la gana.

(No se admiten injurias, calumnias, spam, trolleo, mayúsculas masivas, claras desviaciones del tema propuesto -off topics-, o enlaces de descarga)

Si no estás de acuerdo, por favor, envía tu reclamación o sugerencia a mevasacomerelpepino@taluegolucas.com y te contestaré lo antes posible... o no.

Gracias

¬¬)-~

SBMontero
no me llames
Poldavia, Europe

ENVIAR UN MENSAJE