La realidad SIEMPRE supera la ficción

SBMontero

Gritar está sobrevalorado La sangre no sólo gotea hacia abajo No olvides mirar hacia arriba Si no hay luz no bajes al sótano Si hay luz abajo no subas a la buardilla oscura El silenciador no esconde el disparo Nada es lo que parece Todo es exactamente lo que es La risa de los niños lo cura todo

20150725

Satisfacción Profesional

  —Perdone, ni siquiera le he ofrecido café... —en realidad es ella quien quiere café, está nerviosa.
  —Preferiría té, si no es molestia.
  —Por supuesto que no —dice sonriendo al levantarse.
  A sus cincuenta y cuatro años sigue siendo muy guapa, tiene pecas y las uñas cortas. Lleva un vestido suelto, de esos de andar por casa que se abotonan por delante y le disimula el contorno. Usa una peluca muy bien peinada, modelo Anna, creo que color 613F, tal vez le iría mejor el 135/27, pero quién soy yo para criticar la coquetería de una mujer en su situación.
  El piso luce muy limpio, ya está en la fase "debes seguir con tu vida normal, esto no es excusa para abandonarse". Huele de forma tenue a lejía, viene del baño, la medicación no perdona y no es extraño que odie el olor a vómito.
  Pone la bandeja en la mesa de centro del salón y me tiende una taza labrada con un infusor de pinza, huele a té rojo, pu-erh con canela, agradable, muy agradable.
  —No sabía que hicieran esto —dice al sentarse.
  —Bueno, nos gusta interesarnos por los pacientes —por un momento la taza tiembla al llevársela a la boca, pero se sobrepone —. También sabemos que hay dudas que los pacientes prefieren plantear en casa —la taza vuelve a temblar, sólo es un momento.
  Esta parte del trabajo es muy dura, pero la prefiero, me hace estar en contacto con los enfermos, me hace sentir más humano.
  No siempre disfruté de mi profesión. No es fácil disfrutar cuando día tras día lo único que haces es aguantar la interminable perorata de los familiares al hacer la ronda, escucharlos en la sala de espera, sonreír y estrechar manos de gente que ni conoces, ni te importa. La carrera, la especialización, los exámenes, todo para terminar haciendo aquello, era ilógico. Lo peor es que, aunque no quieras, eso se traslada a tu vida privada, ese aburrimiento, ese tedio se convierte en algo normal en el resto de tu vida; sales de trabajar, vas a casa, pones la tele y ves la vida pasar mientras te pudres tumbado en un sofá sueco, made in China, que, por mucho que te digas lo contrario, es incómodo y tétrico, como un cepo en medio del salón que te amarra y no te suelta. Entonces llega ese momento en que pasas de ser el oncólogo brillante que tanto promete a ser uno más que trabaja en paliativos.
  —Si no funciona... si el tratamiento al final no... ¿Cóm... cómo será? —pregunta sacándome de mis pensamientos. No lo sabe todavía, pero con ella no ha funcionado.
  —Para cada persona es diferente, aunque le aseguro que será indoloro, tranquilo y en compañía de sus seres queridos —miento, sólo puedo mentir —. Disculpe, ¿Tiene leche?
  —Sí, claro —contesta circunspecta. No tardo nada en vaciar la cápsula en su café.
  Cuando vuelve esboza una tímida sonrisa, da un par de sorbos más antes de empezar a notar que algo va mal, primero somnolencia, una ligera arritmia, respiración agitada. Le cojo la mano y se tranquiliza. No tarda demasiado en desmayarse y apagarse, tal vez dos o tres minutos.
  Es hermoso verlos dejar de sufrir, muy hermoso. Acaricio su mejilla, se la ve tan tranquila. Uno de los botones del traje me deja vislumbrar parte del pecho y un escalofrío me recorre la espalda mientras desabotono el traje, sólo un poco, sólo para admirarla, para ver, para poder tocar a los pacientes y sentir su piel pecosa y caliente...

  ... Sí, no siempre disfruté del trabajo... ahora es mucho mejor.

NOTA
  Quiero dar las gracias al jurado del II Concurso de Relato Negro Fiat Lux por otorgarme el Primer Premio por este relato, máxime cuando la competencia era tan grande y los textos presentados tan buenos.


Copyright © SBMontero

Border profesional | Poldavo militante | Juntaletras forever | Cuando soy bueno, soy buenísimo, cuando soy malo... cuando soy malo SOY SENSACIONAL ¬¬)-♫

0 comentarios:

Publicar un comentario

Di lo que quieras y yo borraré lo que me de la gana.

(No se admiten injurias, calumnias, spam, trolleo, mayúsculas masivas, claras desviaciones del tema propuesto -off topics-, o enlaces de descarga)

Si no estás de acuerdo, por favor, envía tu reclamación o sugerencia a mevasacomerelpepino@taluegolucas.com y te contestaré lo antes posible... o no.

Gracias

¬¬)-~

SBMontero
no me llames
Poldavia, Europe

ENVIAR UN MENSAJE