La realidad SIEMPRE supera la ficción

SBMontero

Gritar está sobrevalorado La sangre no sólo gotea hacia abajo No olvides mirar hacia arriba Si no hay luz no bajes al sótano Si hay luz abajo no subas a la buardilla oscura El silenciador no esconde el disparo Nada es lo que parece Todo es exactamente lo que es La risa de los niños lo cura todo

20160624

Hasta aquí

  Todos sabemos cómo hemos llegado hasta aquí. No es necesario adornarlo, lo hemos vivido, la inmensa mayoría sumergidos en la desgracia de vernos abocados, de una forma u otra, a una lucha por la supervivencia después de creer que habíamos logrado fabricar un futuro sólido, no sólo para nosotros y por nosotros, sobre todo para nuestros hijos y nietos, y nos encontramos con que aquellos a los que votabamos, a izquierda y derecha, para defender nuestros intereses nos lo arrebataban todo, €uro a €uro, para pagar a fondo perdido la deuda bancaria... y encima hacerlo con la absoluta certeza de que, si nos resignamos, en un futuro próximo se repetirá sin remedio.

  A lo largo de estos años hemos escuchado de todo y de todos. Han intentado tomarnos el pelo de todas las formas posibles e inimaginables, por ejemplo, se nos ha dicho que no se rescató el país, pero resulta que tenemos que devolver de nuestro bolsillo, nunca mejor dicho, más de 62.000 millones de €uros a aquellos que, se supone, ¿No? nos han rescatado -62.000 millones que, por cierto, se le dio a los bancos, NO a las familias, NO a aquellos que lo perdieron todo por culpa de esas mismas entidades financieras, y, además, los ciudadanos debemos cubrir esa deuda bancaria a fondo perdido-.

  Se nos ha dicho que vivíamos por encima de nuestras posibilidades, y no porque un tipejo que bien podía haberse llamado Alphonse Gabriel Capone pusiera un aeropuerto en Castellón rodeándolo de campos de golf hechos con dinero público que era para ayudar a quienes sufrían los embates del paro, todo con el beneplácito de cuatro mamporreros que aplaudían con las orejas como focas en un circo; o porque una tipeja con título nobiliario pusiera de alcaldes y responsables de consejerías autonómicas a una panda de ladrones e impresentables propia de un cuento de Dickens; o que dos desgraciados cogieran el dinero que debía servir para ayudar a los trabajadores de empresas con problemas y el de formación para repartirlo entre los colegas en una de las comunidades autónomas con más empleo precario y paro de nuestro país.

  NO, por nada de lo anterior, que, hablando de todo un poco, es sólo un pequeño esbozo del torrente de ladrones, sacamantecas, amigos de lo ajeno y facilitadores profesionales a los que hemos tenido que hacer frente, y lo que te espera, morena. NO, resulta que Vivíamos por encima de nuestras posibilidades porque queríamos sanidad, educación y pensiones públicas.

  Y la cuestión no es que haya desgraciados que nos lo digan sin que nadie les cruce la cara en un alarde de higiene cívica, es que encima tenemos que aguantar a tipejos de barriga agradecida como Juan Ramón Rallo, o Daniel Lacalle, o Marc Vidal diciendo que el sistema de pensiones pública no debería existir, o, ya para rematar, a un John Müller diciendo que las pensiones no contributivas fomentan la existencia de gandules... es probable que se refiera a Susanita, con una no contributiva de 320 €uros, que la cobra no porque no haya trabajado, se ha deslomado a trabajar, la cobra porque el neoliberal de pro que la tuvo trabajando en su casa durante cuarenta y dos años jamás le dio de alta... sí, igual se refiere a ella.

  Repito, todos sabemos cómo hemos llegado hasta aquí, a causa de qué hemos llegado hasta aquí, quiénes nos han traído hasta aquí y, si miramos lo que sueltan por esa boquita los susodichos, para qué nos querían traer hasta aquí y el fondo de todo, la consecuencia última que se perseguía era que llegáramos hasta aquí con la cabeza gacha y el semblante macilento. Porque, que nadie se engañe, hasta aquí teníamos que haber llegado vencidos y renqueantes. Esa es la verdadera cuestión, de eso se trataba, de que llegáramos hasta aquí vencidos y renqueantes, pero como eso no ha ocurrido resulta que vemos Espejo Público, o Noticias 24H de TVE, o 13TV y lo importante es con quién pacta, o no pacta no sé quién, o que vienen los rojos, o Marcelo, o el extraño influjo de la luna en el carisma de Rajoy, o que Albert Rivera es un adalid de la libertad... pues va a ser que no.

  La verdadera cuestión es que todos estos querían que llegáramos hasta aquí vencidos y renqueantes para que aceptácemos sin rechistar que nuestro dinero debía ir a la educación privada, porque ahora la llaman "concertada", a ver si cuela; o a la sanidad privada, porque "no tiene nada de malo que alguien gane dinero con la operación de cadera de Susanita", aunque si hay problemas en la operación tengan que correr con Susanita hasta urgencias de un hospital público y si a Susanita, al final, le pasa algo tengamos que pagar la indemnización entre todos, en vez del hospital privado; o que el sistema público de pensiones es insostenible, así que mejor dejamos lo de las pensiones para quien se lo pueda pagar a través de una de esas entidades financieras a las que le estamos pagando la deuda... pero por desgracia para ellos NO ha sido así.

  Hemos vivido unos años que tienen sus héroes, héroes de verdad, de esos que deberían pasar a formar parte de las páginas de los libros de historia, héroes que han arremetido, sin siquiera saberlo, contra ese mandato de llegar aquí vencidos y cabizbajos.

  Hablo de las abuelas y abuelos, de las jubiladas y jubilados, de las y los pensionistas, que aún viendo cómo sus pensiones perdían poder adquisitivo, que aún viendo como había mamarrachos que clamaban en televisión por el fin del sistema público de pensiones, jamás se han rendido, jamás han perdido la sonrisa ante sus nietas y nietos, jamás han dejado de luchar por sus familias.

  Hoy las abuelas y abuelos malviven sosteniendo con sus exiguas pensiones su día a día y, sobre todo, el de sus hijas e hijos y el de sus nietas y nietos, dándonos una lección a todos de qué significa NO estar vencido, porque nadie que lucha como lo hacen todas nuestras abuelas y abuelos, por ellos, por sus hijos y nietos, puede ser tildado de vencido, es más, nadie podría, puede, ni podrá vencerlos... a no ser que les quiten sus pensiones como quiere tanto desgraciado, o les sigan quitando capacidad adquisitiva los que vacían la hucha de las pensiones hablando de austeridad mientras achuchan a los que menos tienen, blanquean con amnistías fiscales el dinero de los que más tienen mientras la deuda pública sube y sube.

  Aunque nuestros abuelos han sido la bandera de lo que de verdad somos como pueblo, ha habido muchos más héroes, claro que sí; aquellos jóvenes que se echaron a esos mundos de diox para poder obtener un futuro que aquí los que han vaciado la hucha de las pensiones les robaron, muchos de ellos, al igual que los abuelos, tirando del carro de familias enteras; aquellos que se enfrentaron puerta a puerta, día a día, paliza a paliza, a quienes, secretario judicial en ristre, echaban a la calle a niños, ancianos y familias; aquellos que incluso siendo amenazados, multados y golpeados fotografiaron y filmaron a quienes pisoteaban y transgredían los derechos de todos a protestar y opinar; todos aquellos que se reunieron en plazas y parques, en universidades e institutos, en colegios y escuelas para decir "Ya está bien". Al fin y al cabo eso es ser un héroe, desde la lucha día a día estirando la pensión para que toda la familia pueda comer, hasta plantarse frente al Parlamento para decir lo que la inmensa mayoría pensamos.

  Nosotros, como ciudadanía, como abuelas y abuelos, como madres y padres, como hijas e hijos, por, para y desde nuestras nietas y nietos tenemos que decidir qué vamos a hacer, si entrar en esa espiral que cacarean aquellos que con el supuesto argumento de la moderación al final tienen como única meta que agachemos la cabeza, o plantarnos, levantar la cabeza y decir con toda tranquilidad "Hasta aquí".

Hasta aquí.

Border profesional | Poldavo militante | Juntaletras forever | Cuando soy bueno, soy buenísimo, cuando soy malo... cuando soy malo SOY SENSACIONAL ¬¬)-♫

0 comentarios:

Publicar un comentario

Di lo que quieras y yo borraré lo que me de la gana.

(No se admiten injurias, calumnias, spam, trolleo, mayúsculas masivas, claras desviaciones del tema propuesto -off topics-, o enlaces de descarga)

Si no estás de acuerdo, por favor, envía tu reclamación o sugerencia a acorreralparquecanelo@taluegolucas.com y te contestaré lo antes posible... o no.

Gracias

¬¬)-♫

SBMontero
no me llames
Poldavia, Europe

ENVIAR UN MENSAJE