La realidad SIEMPRE supera la ficción

SBMontero

Gritar está sobrevalorado La sangre no sólo gotea hacia abajo No olvides mirar hacia arriba Si no hay luz no bajes al sótano Si hay luz abajo no subas a la buardilla oscura El silenciador no esconde el disparo Nada es lo que parece Todo es exactamente lo que es La risa de los niños lo cura todo

20161003

La noche de los carnés rotos

  Este es el mejor momento para analizar todo lo que ha ocurrido en el PSOE hasta llegar a la dimisión de Pedro Sánchez Castejón, y también, previsiblemente, lo que ocurrirá a partir de aquí. Y además, poder hacerlo sin monsergas, porque, por desgracia, si han leído cualquier periódico este último domingo verán que, los menos, culpan a Sánchez y su "enrocamiento", los más ponen a Sánchez como el culpable del capítulo más negro de la historia del partido... que te paguen propaganda institucional en Andalucía, Extremadura, Castilla-La Mancha, Aragón y Asturias es lo que tiene.

  Sé que va a ser un poco largo, pero antes hagamos un poco de historia, vale la pena...

  Pedro Sánchez Castejón fue elegido en primarias en julio de 2014 por casi un 50% de votos frente a los otros dos candidatos. Fue la segunda vez que los militantes pudieron elegir a su candidato a la secretaría general del PSOE tras 16 años. En ese momento la vieja guardia felipista, que apoyaba claramente a Eduardo Madina, bramó contra las primarias, como hace una semana Ibarra, ese señor que según Antonio Ferreras en La Sexta tiene "¿Capacidad moral?" en el PSOE, decía que había que eliminarlas, exactamente lo mismo que hicieron, Ibarra incluido, cuando en 1998 fue elegido en primarias Josep Borrell.

  Si alguien puede hablar de la herencia recibida en este país desde luego NO es Rajoy, ES Pedro Sánchez Castejón. No sólo se encuentra un partido depauperado tras un Zapatero culpable de la mayor subida indiscriminada de impuestos indirectos que ha sufrido nuestro país, la congelación de pensiones y sueldos de funcionarios y la firma de una reforma constitucional que, de facto, obliga al Estado a salvar primero a los bancos y, después, si queda algo, a los ciudadanos, reforma que, por cierto, además de seguir vigente, abrió la puerta y permitió todos los sucesivos recortes que hemos sufrido, sufrimos y sufriremos por parte del Partido Popular; Pedro Sánchez también hereda los malos hábitos del periodo más penoso a nivel interno del partido desde aquellos de Almunia, todo gracias a un Rubalcaba que afrontó su secretaría general como una interinidad tras Zapatero y que vio cómo se le alargaba muy a su pesar, aunque él diga lo contrario.

  Tampoco es que el bagaje anterior de Sánchez Castejón fuera una floritura. Estuvo en el Consejo de Administración de Caja Madrid, se aprovechó de su puesto para solicitar un préstamo en condiciones ventajosas y su mujer trabaja en una empresa que enseña a los empresarios a aprovecharse de la reforma laboral impuesta por el Partido Popular, entre otras cosas… vamos, joya, lo que se dice joya no era, pero los militantes lo eligen frente al candidato del aparato y el del ala izquierda del partido, así que los barones poco pueden hacer al respecto, a excepción de imponer en la ejecutiva federal los suficientes seguros como para que intentar obligarlo a hacer lo que quieren.

  Afronta su primer reto con las elecciones locales y autonómicas de 2015, aunque en realidad los resultados no dependen de él, ni de la Federal. Las cifras demuestran que el PSOE está en horas bajas incluso frente a un Partido Popular inmerso en la mayor trama corrupta y mafiosa que este país ha visto, los número también reafirman los resultados que el resto de la izquierda ha conseguido en las elecciones europeas de 2014, tanto es así que para que Susana Díaz pueda gobernar en la Junta de Andalucía debe sacrificar a Chávez y Griñán ante Ciudadanos, el otro partido de derechas que emerge, negándose a llegar a acuerdos con el resto de la izquierda. Por otra parte se le arrebata Castilla-La Mancha al Partido Popular con la ayuda de esa misma izquierda de la que Susana Díaz no quiere oír ni hablar y muy a pesar del propio García Page, ocurre lo mismo en Extremadura donde Guillermo Fernández Vara es investido con el apoyo de la nueva izquierda, también ocurre con Javier Lamban en Aragón.

  Parte del aparato intenta dejar ver que quien tiene que asumir los malos resultados es el Secretario General, Pedro Sánchez, como si el mal resultado en Andalucía no demostrara el mal trabajo que se venía haciendo en la Junta y la mella que estaba creando, con toda razón, el caso ERE, pero este hace algo extraño en un Secretario General al que se quiere sacrificar para salvar a los barones incapaces de lograr mejores resultados, saca pecho con la caída de Rita Barberá, Teófila Martínez, Esperanza Aguirre, Ana Botella, Francisco León de la Riva, o Luisa Fernanda Rudi, incluso sabiendo que muchos de ellos caen gracias al resto de las fuerzas de izquierda, no del PSOE, y, además, lanza a su secretario de organización a una purga de los lastres que el partido arrastra por toda España, la mayoría heredados de feudos organizativos felipistas y zapateristas, estos últimos resultado de las malas costumbres heredadas de Pepe Blanco. Algunos, como en el caso del Partido Socialista de Madrid, llegan a ser muy sonados.

  También es la primera vez que los ciudadanos asisten a una campaña de acoso y derribo por parte de La Sexta contra Sánchez Castejón en relación al PSM. A nadie se le esconde que Antonio García Ferreras, director de informativos de la cadena, tiene una relación muy estrecha con Antonio Miguel Carmona, hombre de Tomás Gómez, y que la imposición de listas por parte de Ferraz fue algo que no gustó al director de informativos de La Sexta.

  Es precisamente en ese momento cuando Pedro Sánchez y su equipo de confianza comienzan a ser conscientes de que tienen al lobo metido en casa… empezando por Tomás Gómez, que deja el PSM hecho unos zorros, pero continúa en la Ejecutiva Federal. Y aquí Pedro Sánchez también comete su primer error. En vez de apoyarse en la izquierda del PSOE con representación en la Ejecutiva intenta hacer cambalaches con el ala más cercana a Susana Díaz, la más derechizada... lo que son las cosas es precisamente ese ala izquierda, ninguneada y dejada de lado, la que le fue fiel hasta el final, no hay más que leer, o escuchar las declaraciones de Fernández Tapias e Izquierda Socialista.

  El 20 de diciembre de 2015 son las elecciones generales, el primer desafío real de Sánchez Castejón como secretario general del PSOE.

  Los resultados evidenciaron, primero, que el bipartidismo había muerto. La irrupción de los partidos emergentes, tanto a izquierda como a derecha, fue incontestable, sin embargo, en el caso del PSOE, esa irrupción sólo supone la pérdida de 20 escaños, al Partido Popular le cuesta 63. Y segundo, de nuevo hay voces en el aparato que piden la cabeza del Secretario General, es evidente que quieren usarlo como cabeza de turco, pero los números no les ayudan. En una conversación de pasillo bastante seria César Luena contesta a Antonio Pradas si el PSOE andaluz también responderá por la pérdida de los 3 escaños nacionales desde Andalucía, la puya es simple, si el PSOE ha perdido 10 escaños el 33% los pierde Andalucía.

  Muy poco tiempo después, cuando Rajoy no logra formar gobierno, al aparato no le cuesta nada convencer a Sánchez para que intente formar gobierno con Ciudadanos, Susana Díaz es la primera interesada. Parece que hay una oportunidad de reencuentro entre sectores dentro del aparato. Se redacta un acuerdo que, en el colmo de la estupidez, Albert Rivera defiende como algo que bien podría firmar el Partido Popular, Sánchez intenta venderlo como un acuerdo progresista y así lo llaman, "Acuerdo para un gobierno reformista y de progreso". Si bien parece que este intento de acercarse a Ciudadanos le granjea las simpatías de Susana Díaz y su sector a nadie le pasa desapercibido que el apoyo de la militancia decae en todas partes por un acercamiento a la derecha que nadie entiende, en Andalucía tampoco, pero sobre todo en Catalunya, Euskadi y Galiza. Albert Rivera, de nuevo en la estupidez supina, dice que no se deberían negociar sillones en un intento de restar legitimidad a lo que Podemos e IU ofrecen al PSOE... poco tiempo después todos supimos que lo primero que negociaron PSOE y Ciudadanos fue los sillones, luego el resto.

  El Parlamento no da su apoyo al gobierno PSOE/Ciudadanos y ambos intentan por todos los medios echar la culpa a Podemos, IU y Partido Popular sin conseguirlo.

  Se va a unas nuevas generales y el aparato se distancia del Secretario General, la falta de apoyo de la militancia augura malos resultados, pero desde Ferraz se intenta por todos los medios dar valor a la marca PSOE, eso permite que el castigo por acostarse con la derecha sólo sea de 120.000 votos con respecto a las anteriores, pero, de nuevo, 80.000 pertenecen a Andalucía. El aparato vuelve a quedarse sin excusas para pedir su cabeza.

  Ciudadanos se vuelve hacia el Partido Popular y firma un acuerdo muy parecido al que firmó con el PSOE, lo que augura, en caso de forzar unas terceras elecciones, una caída mayor de intención de voto en Andalucía, es obvio que Susana Díaz gobierna gracias a Ciudadanos y Podemos va a hacer todo lo posible para que nadie lo olvide.

  Es en ese momento cuando comienza una de las campañas más brutales a nivel mediático a fin de que el grupo socialista en el Congreso facilite la investidura de Rajoy con su abstención. Aún así Sánchez Castejón aguanta la presión y Rajoy no consigue la investidura. El "No es no" se hace viral.

  Se produce una discusión interna a nivel de Ejecutiva Federal. En el sector de Pedro Sánchez hay dos opciones, intentar, de nuevo, formar gobierno, lo más deseable, o forzar las terceras elecciones, lo menos, pero en el sector susanista sólo hay una, permitir el gobierno de Rajoy e ir a la oposición. Susana Díaz conoce los números, sabe que la intención de voto en Andalucía sólo puede caer más y prefiere aguantar cuatro años con la excusa de "será un gobierno de poco tiempo" y, sobre todo, que se apruebe el techo de gasto autonómico lo antes posible, conoce y sabe que la EU va a multar a España con una reducción drástica de fondos estructurales que el gobierno sólo podrá parar con más recortes, si eso sucede antes de que se apruebe el techo de gasto todas las políticas clientelares andaluzas se verán afectadas, y ocurrirá lo mismo en Extremadura, Castilla-La Mancha, Asturias y Aragón, aunque con sus peculiaridades.

  En el caso de Guillermo Fernández Vara, García Page y Lamban existe un temor cerval a que el PSOE llegue a un acuerdo a nivel nacional con Podemos. En el caso del primero y de Asturias el miedo a que en la ecuación también entren los independentistas vascos y catalanes es tremendo -si se escuchan las conversaciones de este último Comité Federal, Guillermo Fernández Vara no puede decirlo más claro... ni dar más vergüenza ajena-.

  Hay un tira y afloja que se va recrudeciendo cada vez más... hasta que se van acercando las autonómicas vascas y galegas.

  Hasta ese momento, aunque se sabía que era cuestionado dentro del partido, la percepción del ciudadano de a pie, por mucho que se intentara decir lo contrario, es que Pedro Sánchez Castejón maneja a su antojo el partido y que, por lo tanto, todo lo que ocurre dentro es responsabilidad suya, lo curioso es que, de repente, La Sexta comienza a hacer todo lo posible para reforzar esa percepción, bastante estúpida por otra parte, y las críticas sin fundamento comienzan a ser directas por parte de Antonio García Ferreras, responsable de informativos de La Sexta, aupándose a la presión que ya hace El País desde la firma de acuerdo entre Ciudadanos y Partido Popular y resucitando su enconamiento contra el secretario general del PSOE cuando el PSM es puesto en manos de una gestora. Pero, ¿Por qué el jefe de informativos de La Sexta, dejando a un lado la defensa numantina de Tomás Gómez, pondría todo su esfuerzo en defender a Susana Díaz, teniendo en cuenta que es la responsable directa de la mayor pérdida de votos a nivel estatal en el PSOE? Tal vez que la cuñada del señor García Ferreras sea directora de comunicación de la presidencia del Parlamento Andaluz eche un poco de luz sobre el asunto.

  Los resultados en las elecciones vascas y galegas son desastrosos.

  Feijó, pese a los escándalos en la sanidad galega, o las nulas políticas de creación de empleo, reunueva su mayoría absoluta en Galicia gracias al clientelismo y la gestora del PSdeG no logra ir más allá de En Marea que, junto al BNG, se convierten en el referente de izquierdas en Galiza.

  En Euskadi la cosa es aún peor...

  Aquí el Partido Popular es residual, como en Catalunya, así que el enemigo a batir es el PNV. Para ello Sánchez Castejón y Patxi López tiran de una apuesta personal, Idoia Mendia, pero la cosa no es sencilla, el EAS-EE se enfrenta a un EH Bildu al que se le intenta negar capacidad de representación, aunque es un partido de izquierdas legal y con gran implantación en Euskadi -curiosamente La Sexta tampoco hace seguimiento de la campaña de EH Bildu y cuando da los resultados deja en negro la cara de su cabeza de lista, todo muy democrático-, y Podemos/AHAL DUGU-IU que irrumpe con fuerza. La basa del EAS-EE es que Podemos/AHAL DUGU-IU robe votantes a EH Bildu, pero que el Estado use toda artillería para negarle el derecho de presentarse a las elecciones a Arnaldo Otegui consigue que la formación abertzale sólo pierda 50.000 votos, el EAS-EE pierde 90.000. El varapalo es monumental.

  Cuando se conocen los resultados se abre la veda, porque el debate de si hay que intentar un acercamiento a Podemos e independentistas salta a la palestra.

  El aparato sabe que la mayor basa de Pedro Sánchez Castejón, aparte de haber sido elegido por la militancia, es haberse mantenido firme frente a las presiones para que facilitara la investidura de Rajoy, así que al otro lado del Atlántico, en una entrevista que no parecía tener relevancia, Felipe González dice que Sánchez Castejón lo engañó, que le había dicho que en segunda convocatoria el PSOE se abstendría. El aparato intenta jugar con que la percepción de la militancia y el electorado sea que el Secretario General no es níveo como la leche, que es indigno para ocupar su puesto. Como bien dijo Fernando Berlín, si alguien cree que las declaraciones de Felipe González eran inocentes es que no se entera de nada.

  La presión se recrudece. El País saca un editorial del que los propios redactores se desligan con un comunicado, el resto de los medios de derechas llevan tiempo en la misma línea y Antonio García Ferreras, ya sin disimulos, se lanza a degüello desde los programas informativos de La Sexta y, por supuesto, la defensa numantina de la "esperanza blanca" del PSOE, Susana Díaz.

  La mitad más uno de la Ejecutiva Federal dimite, lo que sí, o sí, lleva a Congreso Extraordinario, TAL Y COMO DICEN LOS ESTATUTOS, pero los que dimiten lo hacen precisamente porque el Secretario General lo que quiere es un Congreso Extraordinario, así que lo que quieren es una gestora que retrase el Congreso Extraordinario, tanto es así que el día anterior a la Comisión Federal a Susana Díaz le traiciona el subconsciente y suelta "si yo quiero Congreso, pero cuando ya haya gobierno en España", lo que significa que necesita, sí, o sí, que el PSOE se abstenga y facilite el gobierno del Partido Popular. Para colmo de males el alcalde de Valladolid sale en antena, con García Ferreras delante, y explica muy bien qué es lo que está ocurriendo.

  Los militantes se agolpan frente a Ferraz en apoyo al Secretario General electo mientras se hace el Comité Federal. Los medios siguen presionando para forzar la dimisión de Sánchez Castejón y García Ferreras convierte el Comité Federal en un gran hermano, incluso con cámaras encubiertas desde las ventanas del patio interno de la cafetería. Termina hablando él solo junto a Angélica Rubio, por razones obvias, en antena durante el telediario.

  Hay una votación en la Comisión, se intenta que sea secreta, pero los susanistas, que saben que el voto es cautivo se niegan, el número dos de Susana Díaz incluso intenta agredir físicamente a Pedro Sánchez. Alguien pregunta qué harán si Sánchez Castejón no dimite si pierde la votación, la respuesta está a la altura de las circunstancias, "lo tiramos por una ventana".

  Cuando la votación se pierde el Secretario General del PSOE, Pedro Sánchez Castejón, elegido por la militancia en las primeras primarias tras 16 años, dimite. Esa misma noche la cantidad de bajas en el PSOE y las peticiones de información para darse de baja a través de Telegram y Whatsapp supera con creces a las que se produjeron cuando Zapatero firmó el artículo 135 de la Constitución.


  Todo hasta aquí todo es historia. Ahora permítanme dar mi opinión.

  En este mismo momento, la Gestora del PSOE, creada saltándose a la torera los estatutos federales y cuyos miembros han sido puestos a dedo por el susanismo están discutiendo si el Grupo Parlamentario del PSOE se abstiene, o no, para facilitar un gobierno del Partido Popular frente al deseo obvio de la militancia y los votantes. Javier Fernández, que preside esta gestora, ha dicho que no habrá Congreso hasta que el partido "esté bien", que viene a ser lo mismo que lo del ministro del interior con lo de la fiscalía te lo afina, porque en los estatutos -ahora sí se tira de estatutos- no hay fecha límite para dicho Congreso y, sobre todo, primarias. En este mismo momento estoy viendo en Debate al Rojo Vivo a Antonio García Ferreras defendiendo a la "esperanza blanca" del PSOE que, por cierto, da trabajo a su cuñada, y la abstención para que no haya terceras no vaya a ser mayor el varapalo al PSOE.

  Dejando a un lado que el PSOE facilite, o no, un gobierno de Rajoy, lo hecho hasta este momento es precisamente para eso. Quienes apoyan ahora mismo a Susana Díaz, esa "esperanza blanca" que el señor Ferreras defiende y que dijo "si yo quiero Congreso, pero cuando ya haya gobierno en España", lo que querían era forzar la abstención y diré más, según el señor Ferreras y dicho de forma pública con una cerveza delante, "es que sino nos ganan las terceras, joder".

  Bajo mi punto de vista esta “gestora” salida de nadie sabe dónde debe contestar preguntas más acuciantes para el PSOE y que todo el mundo se está haciendo, pero nadie responde:

  ¿Quién pone, o quita al Secretario General del PSOE? ¿La militancia, los barones que quieren que se apruebe YA el techo de gasto, o los medios de comunicación?
  ¿El PSOE quiere volver a los tiempos en que Zapatero firmó la reforma constitucional que abrió la puerta a todos los recortes que los españoles han sufrido, están sufriendo y sufrirá si se permite que Rajoy vuelva a gobernar?
  ¿Tienen claro Susana Díaz, Guillermo Fernández Vara, García Page, Javier Lamban y Javier Fernández que, en caso de una hipotética nueva investidura de Rajoy, si el señor Pedro Sánchez Castejón vota NO saltándose la disciplina de partido, ustedes no van a volver a ganar, no ya unas primarias, sino una elección autonómica más?

  Me conformaría con que respondieran estas tres preguntas, o con que alguien en una rueda de prensa se las hicieran, porque la respuesta a si el PSOE es republicano, laico y federal ya la conocemos.

  Es evidente que esto va a pasar factura al PSOE, es más, DEBE PASARLE FACTURA, sino sus militantes estarían abocados a que esto se repita cada cierto tiempo, históricamente que la dirección en las sombras del PSOE haya intentado tratar como gilipollas a los militantes siempre ha pasado factura, lo hizo en el 96, lo hizo en 2010 y lo hará ahora y es evidente que NO APRENDEN. Que esto ha sido un golpe de Estado es indiscutible, y que se ha hecho pasando por encima de militantes y votantes, que ha habido razones espurias para que los medios presionaran al PSOE y para que los informativos de La Sexta defendieran el golpe de Estado, TAMBIÉN. La cuestión ahora es hasta qué punto serán capaces de llegar en esta demolición que, como digo, comenzó en 1996 y no ha parado hasta hoy.

NOTA
Quiero agradecer la paciencia de los pocos amigos de Ferraz que aún se acordaban de mi, sé que soy muy “pesao” por teléfono, no os merezco. También quiero agradecer sus comentarios a tanta gente que, sin conocerme, en Galiza, Euskadi, Asturias y Catalunya me dio su opinión, o me informó de tantas cosas que no sabía.


Quede constancia de todo:

· Obviando lo de "Pedro Sánchez culpa..." todo en el artículo siguiente que enlazo es vox pópuli en Ferraz desde el domingo, léanlo con atención porque Ferreras no dirá nada al respecto en antena:

"Pedro Sánchez culpa de su caída a las intrigas de Susana Díaz con los grandes del Ibex"
(También puedes leerlo en PDF, eh)

· Verdades como puños:

"Condenados a un gobierno corrupto" (También puedes leerlo en PDF, eh)

Border profesional | Poldavo militante | Juntaletras forever | Cuando soy bueno, soy buenísimo, cuando soy malo... cuando soy malo SOY SENSACIONAL ¬¬)-♫

2 comentarios:

  1. Excelente análisis que comparto al 100%, tanto la exposición de hechos previos como la opinión personal.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, se hace lo que se puede.

      Un saludo.

      Eliminar

Di lo que quieras y yo borraré lo que me de la gana.

(No se admiten injurias, calumnias, spam, trolleo, mayúsculas masivas, claras desviaciones del tema propuesto -off topics-, o enlaces de descarga)

Si no estás de acuerdo, por favor, envía tu reclamación o sugerencia a mevasacomerelpepino@taluegolucas.com y te contestaré lo antes posible... o no.

Gracias

¬¬)-~

SBMontero
no me llames
Poldavia, Europe

ENVIAR UN MENSAJE